Como hacer sopa castellana casera

Como hacer sopa castellana casera

Tuscan onion soup

And the best, the paprika from La Vera. Today’s is from Miguel López (Las Hermanas), the one I like the most and undoubtedly one of the best. Every season they pick it, dry it and grind it to get it fresh. And that in addition to the recipe is what I bring you today: a lot to raffle of fresh paprika de la Vera, freshly ground for you and that goes great to this recipe, and many others. There are three types of paprika: sweet, sour-sweet and spicy and you will be able to use it in all your recipes as I do.

Among all of you who comply with this there will be a raffle and Pimentón de la Vera Miguel López, Las Hermanas will send you a complete batch to your home so that you can make a lot of delicious recipes. Now, let’s go with this fantastic and hearty garlic soup.

3. Fry the chorizo sausage cut into thin slices (as the one I used was large I cut the slices in half because ideally it should fit well in a spoon). Remove and set aside with the garlic.

4. Toast the sliced bread in the same oil. I used scissors to cut it into cubes of approximately 1.5 cm. Fry well. The bread will suck the oil but nothing happens. Continue browning over medium heat until it gets colored.

Sopa de ajo foodwishes

Me enamoré perdidamente de esta sopa en España hace casi 2 años. Mis hermanas y yo acabábamos de empezar nuestra aventura en el Camino de Santiago (una caminata de 800 kilómetros a través de España) y habíamos subido con éxito las montañas de los Pirineos. Llovía a cántaros, hacía frío y había niebla, y nuestros cuerpos lloraban de agotamiento y dolor. Las guías decían que la caminata de ese día debía durar unas 4 o 5 horas, pero a nosotros nos llevó 8. Fue brutal. Fue brutal.

  Como hacer una cama abatible horizontal casera

Tras largas duchas de agua caliente y una siesta que parecía más bien un coma inducido de 40 minutos, decidimos renunciar a la tradicional comida de peregrinos en el albergue. En su lugar, cruzamos la calle hasta la única otra opción en la ciudad, el Hotel Roncesvalles. Un lujo para nuestro presupuesto, pero una tranquila comida de hotel sonaba perfecta.

Tenía mucho frío, estaba muy cansada y, legítimamente, creo que nunca había sentido hambre a este nivel. Pedimos rápidamente, una gran comida. Una botella de vino, pan, aceitunas, una gran ensalada, sopa de ajo y platos principales de pescado local, arroz y verduras.

La segunda vez que tomé esta sopa salvadora fue en nuestra más reciente aventura en el Camino (estamos haciendo la caminata en incrementos de 100 millas anuales). Era nuestro primer día de camino. Un día precioso, realmente idílico. Cuando llegó la hora de la cena, no sólo estaba agotada y hambrienta, sino que esta vez también sentí un pequeño resfriado. Tenía un poco de fiebre, escalofríos y resfriados. No era la condición ideal para comenzar una caminata de 160 kilómetros. No dejaba de pensar en cómo voy a superar esto. Entonces llegó la sopa, en una enorme y burbujeante tarrina de terracota.

  Como hacer una sopa de tomate casera

Sopa de coliflor asada

Sí, sopa de ajo… supongo que el mero nombre asustará a unos cuantos. Pues bien, se equivocan. No hay fiereza de ajo en estos chupitos de sopa de ajo tan españoles, sólo una deliciosa suavidad. De hecho, la mayor contribución a su asertivo sabor proviene del chorizo y del pimentón. La sopa de ajo o, como se conoce en muchas regiones, la sopa castellana, es una comida campesina. El plato más sencillo y barato que se podía preparar para calentarse en el sombrío invierno mesetario: ajo, pimentón, aceite de oliva, pan duro, algo de chorizo o jamón (si se tenía la suerte de tenerlo) y agua. Hoy en día la sopa de ajo también se puede mejorar con un buen caldo casero de carne o pollo, pero no es imprescindible, ya que el resultado es bastante delicioso sólo con agua.

No te preocupes si la sopa parece desordenada. Ese es el aspecto que debe tener. El pan le da un toque gelatinoso y espeso, con el huevo flotando por encima. Disfrútela en un mediodía soleado y frío como merienda o para comer, con un vino tinto español con cuerpo. Tendrá una visión de la vida campesina española en Castilla…

Sopa de ajo vasca

¿Qué puede calentarte mejor durante los fríos días de otoño que un plato de sopa caliente y humeante? Soy una gran aficionada a las sopas, así que cuando empieza la estación más fría (y ya ha empezado hace una buena semana en Seattle) un plato de sopa suele evaporarse en la mesa de mi cocina. Me gusta la sopa en general, no sólo por su efecto calentador, sino también por su fácil preparación y, por supuesto, por lo rápido que llena el estómago.

  Como hacer canapes con pan de molde faciles

La sopa de ajo española es una de las sopas de preparación más rápida que he hecho nunca. Unos pocos ingredientes, apenas 15 minutos y ¡la sopa está en tu mesa! La sopa también ayudará a fortalecer el sistema inmunológico, así que puedes usar tantos dientes de ajo como quieras, dependiendo de cuánto te guste el ajo Además, esta sopa es una gran manera de utilizar la baguette de ayer. Si no usas cubo de cebada, entonces usa caldo natural y si quieres puedes echar más de lo que dice la receta. Así, puedes adaptar fácilmente la sopa a tu gusto.

Acerca de

Gracias por visitar mi blog. Me llamo Richard Sanchez y en este espacio les comparto muchas de mis experiencias de mi día a día, contenido que pude ser de ayuda para muchas personas.